Lea en este artículo los detalles de la tarde del segundo día del Simposio

 

“Ismael Moreno SJ de ERIC Honduras, comparte acerca de  las múltiples fronteras de la exclusión y el desencanto y cómo la Compañía de Jesús debería “salir del encierro”

“Antonio Aramayo de la Fundación Unir Bolivia presenta un análisis de las causas de la violencia y propuestas para la construcción de ciudadanía y una cultura de paz”

ISMAEL-MORENOIsmael Moreno:  “Existe una variedad inmensa de organizaciones sociales, que cada una trabaja por sí sola, como una isla. La cultura individualista neoliberal nos ha penetrado como organizaciones sociales, en lo económico y en lo ideológico. Esto es un gran desafío.”

En la Compañía de Jesús de igual forma nos enfrentamos a una variedad de desafíos:

  • Romper con la lógica de vivir en el encierro y en el ensimismamiento, abrirnos a la vida y a las víctimas de este modelo violento y productor de miseria
  • Romper con la tentación de entenderse primordialmente con las cúpulas dirigentes para tener un rasgo de confrontación y de presión a las élites del neoliberalismo
  • Tomarnos en serio la formación del laicado y la apertura a los desafíos sociales desde la fe y la justicia, al debate sobre el patriarcado, la diversidad sexual y el poder de la iglesia
  • No tener miedo a las luchas sociales y vencer el miedo a los riesgos, a la calle, a la juventud. Actualizar desde allí nuestra identidad
  • Asumir el desafío de los pobres y la victimas; quienes son, que relación tenemos, a que cambios nos llaman en nuestro modo de vivir, trabajar y analizar
  • Redefinir la relación de la fe con la política y el poder, donde debe ser nuestro lugar en las luchas sociales y nuestro compromiso político
  • Recuperar el espíritu de ser Iglesia sencilla

 

ANTONIO ARAMAYOAntonio Aramayo: “Un paso importante es comprender que las relaciones humanas están interconectadas con el conflicto y la violencia. Las relaciones humanas pueden dar lugar a relaciones convergentes o relaciones que se oponen de forma antagónica. Estas relaciones dependen de las condiciones básicas de vida como el bienestar, la libertad, la identidad y justicia. La privación de estas necesidades fundamentales es la principal razón de la violencia. El conflicto en si no es malo, puede ser una oportunidad para visibilizar injusticias sociales y solucionar problemas. Pero mucho depende de cómo se va a solucionar el conflicto. Allí se decide si el conflicto va a ayudar a la construcción de un camino hacia la paz o si va a generar violencia. Son los conflictos no manejados que crean violencia y se pueden convertir en conflictos arraigados y profundos.”

“Fundación Unir ha trabajado para aportar a la construcción de una cultura de paz proponiendo una convivencia fundada en valores de solidaridad, libertad y reconocimiento de la dignidad e igualdad de todos los seres humanos. La propuesta consiste en tres líneas estratégicas: educaciones para la paz, comunicación democrática y análisis y gestión constructiva de conflictos.”

 

luis-miguel-abadLuis Miguel Abad de Venezuela nos presenta la experiencia de Fe y Alegría con los Bankomunales, pequeñas organizaciones asociativas financieras, que se forman a partir de capitales aportados por los propios socios con el fin de invertir y prestarse servicios de crédito entre miembros de la misma comunidad, un proyecto que Fe y Alegría Venezuela ha retomado de experiencias anteriores de otras organizaciones no gubernamentales.

“Fe y Alegría Venezuela hasta el momento tiene 4 bankomunales que en su mayoría funcionan en los mismos centros de formación laboral. Lo importante que ha demostrado esta experiencia es que los pobres pueden ser auto-financiados y que la iniciativa puede ser llevada a cabo por la gente sola. Cuando un grupo decide hacer un bankomunal decide con que pautas va a funcionar este banco. Esto lo convierte en una experiencia educativa y colectiva. Hemos realizado estudios y encuestas que han probado que los Bankomunales cambian vidas, ya que llevan a una mejora significativa en los ámbitos de la educación, salud y vivienda. Asimismo promueve el micro-emprendimiento, empoderamiento de la mujer, organización comunitaria, formación en valores etc. Para Fe y Alegría el fin no está en la creación de Bankomunales, sino que los vemos como medio para cambiar las realidades de comunidades.”

 

lucila cerrillo

Como última experiencia del día, Lucila Cerillo, Coordinadora del Programa de Educación No Formal Promoción Social de la Federación Internacional de Fe y Alegría, comparte con las y los participantes la experiencia del Proyecto Protagonismo Juvenil Organizado: Una propuesta de acción ciudadana por la no violencia. “Las y los chavalos han identificado ellos mismos problemáticas de sus comunidades y las han visibilizado en su comunidad. De momento el programa se está realizando en seis países donde trabaja Fe y Alegría y el año que vienen queremos multiplicar la experiencia en otros países.”

 

 

El segundo día del Simposio se concluye otra vez con debates en grupo que serán socializados en plenaria.

[whohit]-LA PROMOCIÓN SOCIAL INSPIRÓ JORNADA DE REFLEXIÓN AL FINAL DEL SEGUNDO DÍA-[/whohit]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website